Nuestra Filosofía de Educación Nutricional

Todos los terapeutas de Nutrición Ortomolecular necesitan tener una base de conocimientos bien sólida.

Esto requiere incorporar en los estudios las ciencias médicas. Para que una escuela puede proporcionar estos conocimientos necesita tener una base de investigación científica, junto con un buen acceso a la literatura de las ciencias médicas. Además de esto nosotros ayudamos a los estudiantes a profundizar en estudio de la nutrición alternativa, los principios holísticos y el enfoque naturopático de los tratamientos, sin el cual el potencial terapéutico de la nutrición pierde su poder principal. Nuestras enseñanzas de nutrición siguen el sistema de pensamiento Naturopático Occidental.

hierbas medicinales

A lo largo de todo el curso la interpretación naturopática de la enfermedad se combina con los últimos descubrimientos de la ciencia médica.

La acumulación de toxinas dentro del organismo, que proclama la naturopatía, es identificada y vista en relación con su habilidad para inhibir la actividad bioquímica de las células. La ciencia y la naturopatía se vuelven aliados en el tratamiento de la enfermedad. Al entender el papel de los nutrientes y los alimentos en la desintoxicación del organismo desarrollamos un enfoque de tratamiento integrado y estructurado.

Reconocemos el concepto de Fuerza Vital como una energía sutil que concuerda con los preceptos de la "medicina vibracional".

Para aquellos que pudieran encontrar este concepto difícil de entender reconocemos esta misma "Fuerza Vital" en términos bioquímicos como la suma total de todas las actividades metabólicas de la célula.

pexels-photo-1574647

Un nuevo desarrollo de investigaciones en los últimos cinco años, ha llevado a la emergencia de nutrientes específicos para tratar grupos particulares de procesos celulares.

Estos nutrientes reciben una gran cantidad de atención en el curso, por ejemplo aquellos que se encargan de regenerar las articulaciones o que apoyan específicamente los componentes azufrados del metabolismo celular.

Seguimos el principio de que los sucesos nutricionales deben ser examinados y entendidos a nivel celular.

Enfocándonos en la nutrición de la célula, se deriva, por la literatura científica y por la experiencia práctica que para ser de utilidad, los nutrientes deben:

  • 1.

    Ser absorbidos por el sistema digestivo,

  • 2.

    Tener acceso a las células

  • 3.

    Encontrar el camino al lugar dentro de la célula donde hace falta

Cada uno de estos pasos debe ser completado para que un tratamiento nutricional tenga éxito.

Los nutrientes de los alimentos o de los suplementos, incluso cuando se absorben bien, pueden quedar simplemente circulando por la sangre para ser de nuevo eliminados sin haber sido significativamente absorbidos a nivel celular, lo que los vuelve inefectivos. Muchos conocemos a gente que ha hecho cambios en la dieta o tomado suplementos sin haberse beneficiado tanto como esperaban. Incluso tomar los suplementos en la secuencia errónea puede disminuir su efecto. Nuestras diversas estrategias de tratamiento tienen estos puntos en cuenta.

 

Enseñamos la necesidad de reunir el mayor entendimiento posible de cómo el paciente que viene buscando ayuda por primera vez, se encuentra en esa situación.

Esto implica evaluar la salud familiar del paciente en detalle si es posible, es necesario revisar la historia clínica del paciente desde el nacimiento hasta la edad actual. El terapeuta tiene en cuenta la dieta del paciente, pasada y presente; las deficiencias nutricionales; el estilo de vida; el estrés emocional y mental; los tratamientos supresores del pasado, los incidentes y las energías hereditarias y sutiles - todos los cuales contribuyen a crear una imagen global. Saber escuchar al paciente de manera sensible, intuitiva, empatizando con él y saber comunicar de manera profesional son dos habilidades vitales a la hora de tratar holísticamente al paciente, y las causas subyacentes, no sólo los síntomas. Tratamos todos estos temas a lo largo del curso.

Nuestro objetivo es formar terapeutas que no sólo sean capaces de prescribir un protocolo correcto después de la primera consulta sino que también sepan monitorear el progreso del paciente y responder de forma apropiada.

Esto asegura que las mejoras que se consiguen al principio se van a mantener. La naturaleza estructurada de los programas de tratamiento asegura que la mayoría de los pacientes atravesarán diversas etapas en su terapia, cada una con su propio objetivo. Nuestros terapeutas se vuelven expertos en maximizar los beneficios para la salud aplicando una serie de prescripciones en un orden lógico y efectivo.

Scroll to Top